Seis Beneficios de un Plan de Inteligencia para Start-Ups Tecnológicas

Durante la primera fase de desarrollo de una startup es muy aconsejable que tanto el emprendedor como el inversor acompañen al plan de negocio de un pequeño proyecto de inteligencia que ponga en valor la idea del negocio y facilite un rápido ajuste del mismo para capturar valor y seguir creciendo. Los objetivos que comúnmente se persiguen son acortar los plazos para llegar al cliente, generar el máximo valor posible y al tiempo, obtener beneficio en la cuenta de resultados.


La detección temprana de oportunidades y potenciales riesgos (Early Warning System) durante la fase crítica de la inversión inicial reforzará el proyecto e incrementará sus posibilidades de éxito. Hemos elaborado a continuación una relación de beneficios que ofrece el plan de inteligencia pensado para atender las necesidades más comunes de una startup:


1.- Facilita al CEO una visión 360˚ del entorno empresarial y detecta áreas donde se puede mejorar, reorientar la estrategia o simplemente evitar riesgos.


La visión de túnel es muy común cuando iniciamos un proyecto. Como cuando estamos dentro de un túnel, podemos ver lo que está justo delante de nosotros pero no vemos de lo que está sucediendo fuera de nuestro foco de atención. Como consecuencia tendemos a sopesar nuestras decisiones teniendo en cuenta menos factores de los que realmente debemos considerar. El plan de inteligencia sienta las bases de la toma de decisiones empresariales basadas en datos actualizados y conocimiento práctico del entorno.


2.- Identifica a nuestros clientes potenciales en los mercados internacionales para futuros planes de expansión, destacando aquellos segmentos y verticales más rentables.


Salir eventualmente al mercado exterior debe ser la apuesta estratégica de inicio en una startup tecnológica. En España decimos que el 99% de nuestros clientes están en el exterior y nunca es más cierto que cuando eres una empresa tecnológica. El costo de adquisición de clientes y las barreras de entrada en los distintos mercados se deberán tener en cuenta a la hora de elaborar un plan realista.


3.- Localiza empresas similares operando en diversos mercados que teníamos fuera de nuestro radar.


Encontrar empresas parecidas el analizar el propio sector tecnológico puede significar mayor competencia pero también constituye una buena noticia. Su existencia denota que existen modelos de negocio viables que se pueden monetizar con éxito. Entender los procesos, negocios y estrategias de startups de éxito nos permitirá realizar un ejercicio de benchmarking de donde extraeremos lecciones valiosas para el desarrollo de nuestras ventajas competitivas. También nos servirá para no cometer los mismos errores de empresas que han fracasado.


4.- Realiza un seguimiento periódico de los factores clave del negocio durante la fase más crítica.


El seguimiento y análisis de cuestiones clave de inteligencia en tiempo real ofrece la oportunidad de liderar el mercado y llevar la iniciativa a la hora de ofrecer la mejor propuesta de valor al cliente. Ejemplos de KITs son la irrupción de nueva tecnologías y patentes, los cambios regulatorios, el lanzamiento de nuevos productos y servicios, alianzas y adquisiciones empresariales, giros estratégicos de competidores o nuevas tendencias de consumo.


5.- Contribuye a establecer una auténtica cultura empresarial y un storytelling desde el inicio.


Los valores o pilares sobre los cuales la empresa se relacionará con los futuros stakeholders deben ser uno de los aspectos a definir en este plan de inteligencia. La estrategia de marketing y comunicación surgirá de estas premisas de forma coherente facilitando el posicionamiento efectivo del negocio. Debemos utilizar un lenguaje claro y sencillo que facilite nuestra narración rehuyendo de tecnicismos que confundan a clientes e inversores.


6.- Por último, el plan de inteligencia contribuye a fortalecer la visión empresarial mediante la identificación y comprensión de los factores de mercado (market drivers) que impulsan el negocio.


Para que la visión creativa del emprendedor tenga éxito deberá estar alineada con los drivers del mercado. Entender estos últimos es parte fundamental del trabajo del analista de inteligencia. Las startups tendrán éxito o fracasarán en la medida en la que la cultura del mercado y demás factores externos sean favorables al proyecto.

Modificado por última vez en Jueves, 26 Octubre 2017 10:15
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba